© CLUB CICLISTA TORREDONJIMENO

Manuel ANGUITA Quesada

ALCALDE DE TORREDONJIMENO

 

En primer lugar, me gustaría dar las gracias a la organización de la Clásica “Ciudad de Torredonjimeno” por poder asomarme, un año más, a esta ventana privilegiada desde la que dar la bienvenida a todas las personas que componen esta excepcional caravana deportiva. Además, quiero significar mi más sincero reconocimiento a esta prueba que alcanza ya su 37 edición, siendo, además, Copa de España durante los últimos 23 años. Supone un verdadero orgullo para toda la ciudadanía tosiriana que el nombre de nuestro pueblo resuene a nivel nacional por esta competición de la que han salido ciclistas del máximo nivel.

En el ámbito deportivo, la Clásica concita siempre a los mejores equipos del deporte del pedal en las categorías élite y sub 23, un total de 25, con 175 participantes. Nos encontramos, por lo tanto, con un verdadero acontecimiento que moviliza a cientos de personas en torno a una de las disciplinas más duras y a la vez más atractivas del deporte. Por esta razón, somos conocedores de la predilección de los equipos por la prueba tosiriana, que preparan a conciencia para dejar una buena imagen, y de los propios ciclistas, que tienen marcado en su calendario esta fecha para lograr el mejor resultado posible y abrirse puertas de cara a su futuro profesional. El ejemplo lo tenemos muy reciente con el último ganador, el portorriqueño Abner González, que este año ha dado el salto a la profesionalidad de la mano del Movistar, uno de los mejores conjuntos, sino el mejor, a nivel mundial.

La Clásica “Ciudad de Torredonjimeno” constituye también un importante revulsivo para la economía local y comarcal, especialmente por lo que supone mantener y alojar a tal número de personas, de modo que los hoteles de la zona se llenan durante la celebración de la prueba. Siempre aprovecho esta oportunidad para incidir también en la repercusión turística de esta competición, que promociona nuestra localidad y la Sierra Sur jiennense. No en vano, la retransmisión de reportajes de la competición en escenarios de la dimensión de Teledeporte permite dar a conocer la belleza de los cascos urbanos de nuestro municipio y de los diferentes pueblos por donde transcurre la competición, así como un patrimonio natural excepcional con el tesoro del olivar como protagonista aderezado por parajes serreños.

Con todos estos argumentos y reconociendo el esfuerzo de la organización por seguir apostando por esta cita garantizando las condiciones higiénico‐sanitarias a través de un minucioso protocolo validado por la autoridad competente, sólo me queda desear el mayor de los éxitos a la Clásica en su 37 edición y que, un año más, podamos disfrutar de un grandísimo espectáculo deportivo en las carreteras jiennenses.